Cómo alargar la vida de tus prendas

¿No os ha pasado que os habéis comprado algo y que al cabo de un tiempo veis que la prenda ha perdido su forma, que el tejido se ha estropeado o que ya no está tan bonita como el primer día? Está claro que el paso del tiempo afecta a las prendas, pero se puede disminuir su desgaste si sabemos cómo cuidar bien de ellas.

Algunos puntos son obvios, como seguir las instrucciones que aparece en la etiqueta de lavado. Debemos hacer caso cuando una etiqueta nos indica que tenemos que lavar la prenda a mano, a determinada temperatura, o evitar algunos productos como la lejía ya que de lo contrario las fibras se pueden deteriorar.

instrucciones-lavado
vía hogarmania.com

Por otra parte, debemos conocer aquellas costumbres que desgastan nuestras prendas. Que una prenda admita el lavado con agua caliente no significa que sea lo mejor, ya que las fibras sufren más, y si no está tan sucia, un lavado con agua fría será más que suficiente. Y no podemos olvidarnos que cuanto más lavemos una prenda, menos nos durará. No es cuestión de no lavar nunca nuestra ropa, por supuesto, pero sí vale la pena evaluar si es necesario lavarla o si podemos llevarla una vez más.

El secado es tan importante como el lavado; siempre es mejor secar las prendas al aire libre (a la sombra si puede ser) que utilizar la secadora. No sólo es más ecológico y económico, nuestras prendas lo agradecerán. Y, además, te facilitará el planchado.

pinzas-ropa

Si tendemos la ropa, hay que atender a las instrucciones de la etiqueta ya que algunas prendas, como por ejemplo los jerseys gruesos, deben tenderse planos para evitar que se estiren con el peso.

En la misma línea, hay que seguir estas precauciones cuando guardamos la ropa en nuestro armario. Las camisas y prendas ligeras se deben guardar colgadas, pero el tricot grueso debe guardarse plegado para evitar que se deforme.

perchas-ropa

Otro punto importante es mantener correctamente las prendas. Coser los botones que están a punto de caerse, quitar las bolitas que salen en algunos tejidos, remendar los agujeros o arreglar los descosidos cuando todavía son pequeños para evitar que se hagan más grandes asegura que mantenemos nuestras prendas durante más tiempo en buen estado.

¿Qué hacer con la ropa que ya no usas?

Con la llegada de rebajas nos dan ganas de cambiar nuestros armarios, y es posible que al final nos demos cuenta que tenemos tanta ropa que ni nos cabe, además de encontrar prendas que no nos quedan bien, están pasadas de moda o tienen roturas o problemas que tienen difícil reparación.

Entonces, ¿qué hacer con las prendas viejas que ya no nos vamos a poner? En primer lugar, nuestra recomendación es separar las prendas que se encuentran en buen estado y son ponibles, del resto. Aquí por ejemplo entraría aquellas que compramos pero no nos vemos con ellas y no nos hemos puesto apenas, o las que por un cambio de talla ya no nos podemos poner.

Estas prendas se pueden regalar, donar o vender, dependiendo del estado de conservación y del tipo de prenda. Actualmente existen muchas plataformas online como Chicfy o Wallapop desde dónde podemos venderlas cómodamente desde casa.

ashim-d-silva-89336-unsplash

Otra de las opciones, especialmente en el caso de prendas rotas o algo gastadas es reutilizarlas para hacer algo totalmente distinto. Aquí ya requiere un poco de maña, pero puedes transformar esos tejanos viejos en un bolsito, o un jersey viejo en unas manoplas. En internet hay un montón de tutoriales de upcycling (como se denomina a esta actividad) que te darán un montón de ideas.

Imagen de previsualización de YouTube

Si tienes prendas de algodón que ya se encuentran muy gastadas y lavadas, puedes utilizarlas para crear tus propias toallitas faciales. Con los tejidos más suaves que tengas, sólo necesitarás cortarlo al tamaño necesario, y, si te apetece, hacerle un pequeño dobladillo. A medida que las vayas utilizando puedes meterlas en la lavadora para reutilizarlas todas las veces que quieras.

Otra opción, es utilizar estas prendas, especialmente las de algodón, como trapos, un recurso recurrente.

Y si no vemos ya ningún tipo de solución, lo mejor es depositarlas en los contenedores adecuados de recogida de ropa vieja, ya que estas prendas serán separadas dependiendo de si pueden ser reutilizadas o no, y las que no puedan serlo, serán recicladas o convertidas en nueva materia prima.

¿De verdad no tienes nada que ponerte?

Abres el armario; está repleto de ropa y aun así tienes la sensación que no tienes nada que ponerte. ¿Te suena esta situación? Normalmente esto se debe no a que realmente no tengamos nada adecuado en el armario, sino a tener mal organizadas nuestras prendas o que en ocasiones ni sabemos lo que tenemos.

shanna-camilleri-190745

¿Qué hacer en estos casos? En primer lugar, es necesario hacer una auditoría de lo que tenemos en el armario. Una vez hagas un repaso de todo lo que tienes, puedes encontrarte con tres tipos de prendas:

  • Las que te pones de forma habitual.
  • Las que no usas porque tienen algún problema: van grandes o pequeñas, han perdido botones, se les ha roto una cremallera, se les ha descosido un bajo…
  • Las que has comprado y ni te has puesto, o sólo te has puesto un par de veces como mucho.

Una vez has hecho un repaso a lo que tienes, llega el momento de ponerse manos a la obra.

Por una parte las prendas que te quedan bien y usas de forma habitual, está claro que deben volver al armario. Por otra parte, hay que tomar una decisión con las prendas que tienen desperfectos; si no te las pones porque le falta un botón o tiene la cremallera rota, es el momento de hacer reparaciones. Una prenda demasiado grande puede arreglarse, pero si decides hacerlo, no lo vayas dejando, hazlo en el momento para que no se acumule el trabajo.

kris-atomic-73934

En último lugar tenemos las prendas que no nos ponemos a pesar de estar en buen estado. Esto suele ocurrir con cosas que hemos comprado por impulso, esa preciosa falda estampada que ahora no sabes cómo combinar, o el jersey que no lo acabas de ver de tu estilo.

El primer paso para decidir qué hacer con esta ropa es probártela; descarta todo aquello que no te quede perfectamente o que pienses que no te sienta bien. Con el resto de prendas puede pasar que las compraras en un momento de impulso y ahora no te veas con ello, o bien no sepas como combinarlo.

Intenta crear conjuntos con las prendas más difíciles de combinar, de forma que cuando estés vistiéndote por la mañana no tengas que estar pensando como conjuntarlo.

Una vez hayas decidido lo que vuelve a tu armario puede ser que te des cuenta que te falta alguna cosa; por ejemplo algún básico que combine con todo, una chaqueta para vestir con diferentes capas, etc.

Jersey básico negro KINARI
Jersey básico negro KINARI

¿Y qué hacer con la ropa que no vuelve al armario? Si está en buen estado, puedes donarla a una ONG o venderla, e incluso intercambiarla con tus amigas. Si es algo que ya no tiene salvación, se puede reciclar, o la puedes utilizar para un proyecto de manualidades, por ejemplo.

¡Seguro que ya no vuelves a pensar que no tienes nada que ponerte!

8 trucos para conservar tu ropa durante más tiempo

Hay que lavar la ropa, por motivos obvios. El problema es que los lavados sucesivos son también los responsables de que nuestras prendas favoritas terminen estropeándose. Por eso, hoy os queremos ofrecer diez recomendaciones para que vuestras prendas duren en el mejor estado posible durante mucho tiempo.

lavadoras

Haz caso a la etiqueta. Parece una obviedad, pero no lo es. Nada puede echar a perder una prenda tan fácilmente como lavarla de forma incorrecta. Seguir las indicaciones de temperatura, planchado, etc. te asegurará que no estás maltratando la prenda.

► Prepara la ropa antes de lavarla. Nos referimos a pequeños detalles como cerrar cremalleras, darle las vuelta a las prendas (especialmente los tejanos o prendas con detalles) o asegurarse de que no queda nada en los bolsillos.

► Dile adiós a la secadora. Si el clima lo permite es mucho mejor prescindir de la secadora. Especialmente los tejidos elásticos sufren con la secadora y se estropean mucho más rápido con su uso.

pinzasropa

► Decide qué va en perchas, qué va en cajones. Hay prendas que pueden deformarse si las guardamos colgadas, mientras que otras prendas pueden presentar dobleces y marcas si las dejamos dobladas en un cajón. Evita colgar prendas pesadas de tejidos elásticos y de doblar prendas que se marcan fácilmente.

No laves las prendas tan seguido. Por supuesto, no hablamos de seguir llevando la ropa sucia, pero no siempre es necesario lavar las prendas tras llevarlas un día. Prendas que no van directamente en contacto con el cuerpo, o por ejemplo los pantalones pueden utilizarse más de una vez antes de ser lavadas, simplemente aireando la prenda.

► Cuidado con los suavizantes. No todos los tejidos reaccionan bien al suavizante, evita utilizarlo en prendas con licra, microfibra o ropa deportiva.

No abuses del agua caliente. A menos que las prendas estén muy sucias, el lavado en agua fría será suficiente para que queden limpias. Además de dañar las prendas, el agua caliente puede provocar que encojan o destiñan.

► Coloca madera de cedro u otros productos para ahuyentar las polillas. De este modo evitaréis problemas desagradables con vuestras prendas de lana, seda u otras fibras naturales.

¿Conocías estos trucos? ¿Nos explicas el tuyo?

¡Empiezan las rebajas en Surkana!

Llega por fin una fecha que muchas esperamos con impaciencia; ¡las rebajas de verano! Hoy lanzamos oficialmente las rebajas en Surkana con descuentos que llegan hasta el 30% en moda y hasta el 20% en complementos y accesorios.

01_newsletter

Nosotras tenemos hecha la lista de la compra de nuestras prendas favoritas, ¿queréis saber cuáles son?

Leer más ¡Empiezan las rebajas en Surkana!

Colección Primavera Verano 2015

Parece que poco a poco va entrando la primavera y eso se nota también en la tienda online de Surkana, dónde comenzamos a ver la colección de Primavera Verano 2015; llena de color y motivos florales. Aunque por mucho que nos apetezca, todavía no es momento de salir con manga corta a la calle y todavía hay que llevar chaquetas, mangas largas y a veces, hasta cuello alto.

Por eso hacemos una selección de las prendas de primavera que puedes llevar en esta época.

Tanto para llevar debajo de otra prenda como para usarlo en los días que el solo empieza a brillar un poco más, las camisetas básicas de manga larga son una buena idea. A nosotros nos encanta esta en rosa, con un tejido con efecto desgastado.

51BOLI0101_30

 

De algo que no nos olvidamos de momento es de las chaquetas. Ya sea para salir a la calle o para estar en la oficina tenemos algunas que son ideales. Por ejemplo esta chaqueta abierta, fabricada en un tejido súper cálido es una de nuestras compras seguras para el inicio de la primavera.

51BOFE4101_80

 Si lo que te apetece es llevar la primavera, nosotros nos quedamos con este vestido estampado. Además de encantarnos la combinación de materiales y texturas, estamos enamoradas del estampado floral.

51BOTA7101_00

Y si lo que necesitas es un jersey porque en tu zona todavía hace frío, te recomendamos el jersey de manga larga Happy, con unos colores que levantan el ánimo.

51BORU2301_30

¿Estáis ya pensando ya en la primavera o todavía estáis con la ropa de invierno?

Nos vamos de rebajas

Ya están aquí de nuevo, esa época que todo el mundo espera después de Navidad: las rebajas. En Surkana hemos lanzado descuentos de hasta el 40%, por lo que es el momento ideal para renovar el armario.

Si tuviéramos que irnos de compras a renovar el armario, ¿cuáles serían nuestras compras? ¡Te lo contamos!

En primer lugar, algo que abrigue, sobre todo ahora que empieza el frío. ¿Nuestra opción? Este bonito chaquetón con un corte muy original y con un cierre de cremallera.

 chaqueton

Nuestra siguiente compra es esta chaqueta gruesa de punto con cierre cruzado que es perfecta para la oficina; calentita y cómoda. ¡A nosotras nos encanta!

cardigan

Una de las recomendaciones habituales de los estilistas y personal shoppers es aprovechar las rebajas para comprar prendas atemporales, de las que se convierten en fondo de armario. ¿Y qué mejor que un “little black dress”? Dependiendo de los accesorios que utilices lo puedes llevar de un modo más informal o más elegante. Nosotras nos quedamos con este vestido negro, con un detalle plateado en la zona de los hombros.

LBD

Por último, siempre hay que tener en cuenta los accesorios y complementos, así que terminamos nuestra sesión de compras con un bolso y un foulard.

Para el día a día lo que más nos gusta es un bolso grande, dónde puedes meter todo lo que vas a necesitar a lo largo del día. Nuestros bolsos shopper son muy adecuados, pero a nosotras nos gusta especialmente este diseño que mezcla diferentes materiales y con cierre de cremallera.

bolso

Finalmente, un foulard es algo que siempre hay que llevar encima; sirve para todo y ocupa poco espacio. Para invierno nuestra elección es este foulard, de tacto suave y apto para cualquier situación.

foulard

Y aquí termina nuestra sesión de compras. ¡Bueno no! Siempre hay tiempo para una cosita más, así que aprovechamos y nos llevamos también unos pendientes en tonos plateado y negro que van con cualquier look.

pendientes

¿Cuáles van a ser tus compras de rebajas?